Mecenazgo: ¿financiación, marketing o negocio?

Tres objetivos diferentes con un mismo método.

[Este artículo también lo tienes disponible en formato audio en el podcast de Loogic]

Si hablamos de mecenazgo tenemos que referirnos a los mecenas más famosos de la historia, los Medici. Esa saga de origen italiano que influyó y controló Europa desde el siglo XIV en adelante durante un par de siglos. Reyes, papas, banqueros y todo tipo de autoridades que ejercieron de mecenas del arte como una prueba más de su poder: Marketing para el mecenas.

También hay que hacer referencia a la música que conocemos como “clásica”, que abarca desde el siglo XI, aunque el período de clasicismo musical se refiere solo a la segunda parte del siglo XVIII. Dicen que Haydn, precisamente en esta época es el máximo exponente de compositor apadrinado por un mecenas.

El caso es que una gran parte de nuestra cultura artística, tanto pictórica, escultórica y musical se debe gracias a los mecenas.

Podemos decir que el mecenas lo hace por marketing propio, para hacerse notar. Pero, ¿por qué lo hace el artista?

Financiación

Muchos de los artistas apadrinados, lo eran a cambio de comida y alojamiento, de alto nivel, pero no necesariamente cobraban por su trabajo. A esto lo podemos llamar financiación.

Con esta idea surgió el crowdfunding, como método de financiación de proyectos artísticos que luego se comercializan.

Las campañas de crowdfunding tienen una cuantía mínima de recaudación que hay que superar para que se lleven a cabo. Este importe es el mínimo para financiar la creación artística o del producto en cuestión.

De la financiación al negocio

Cuando las campañas de crowdfunding tienen mucho éxito y multiplican varias veces el importe mínimo, se convierten en negocio, porque en el fondo lo que ocurre es que ya están comercializando el resultado del trabajo antes de haberlo hecho.

Esta es la teoría, porque hay sectores en los que las campañas de crowdfunding son siempre pura financiación, como es el caso de las causas sociales y solidarias y las causas científicas.

De la financiación al marketing

Otra excepción se produce en el sector de los videojuegos. Equipos con respaldo económico que no necesitan una campaña de crowdfunding para desarrollar un nuevo videojuego lo utilizan como campaña de marketing cuando ya tienen una comunidad de seguidores. Incluso llegan a ofrecer como recompensa el videojuego a un precio por debajo de mercado porque en realidad no necesitan el dinero para el desarrollo y lo que hacen es montar una campaña de marketing. A los desarrolladores independientes o noveles obviamente no les gusta esto porque perjudica sus opciones de éxito.

Modelo de mecenazgo por suscripción o aportación puntual

Existe un sistema de mecenazgo diferente al crowdfunding, y es el de aportación puntual y el des suscripción. Este es el modelo que se desarrolla en plataformas como Patreon, Ko-fi o Buymeacoffe.

Se trata de aportaciones puntuales de simpatizantes, o aportaciones recurrentes a modo de suscripción, normalmente mensuales. Suelen ser pequeñas cantidades de dinero a cambio de productos intangibles de mucho valor como contenido o información. Y esto se combina con la aportación de productos tangibles por parte del apadrinado y con mucha frecuencia con la venta de productos directamente.

Algunas de estas plataformas también permiten la opción de recibir encargos de trabajos a precio cerrado, algo muy pensado para artistas.

En estos casos, directamente estamos en el ámbito del negocio. Esto no quiere decir que todos los creadores consigan hacer negocio o vivir exclusivamente de esta actividad de recibir aportaciones voluntarias de sus simpatizantes. Simpatizantes que están en el límite entre seguidores y clientes.

Algunos mecenas aportan porque creen en el creador, lo quieren apoyar, casi independientemente de lo que producen a cambio. Y otros, no sé en qué proporción, aportan porque obtienen algo a cambio que les interesa.

Lo que sí es cierto que este tipo de contribuciones no se suelen hacer solamente desde la perspectiva de cliente-proveedor, sino que hay siempre un componente de empatía con el creador.

Mi campaña de mecenazgo

Ahora me toca “hablar de mi libro”, concepto que los españoles conocemos por la creación del concepto, o al menos su popularización, por parte del escritor Paco Umbral en 1993 (si no sabes de qué va búscalo en Google y verás que está por todas partes).

En Loogic hemos utilizado el crowdfunding como método de financiación para la publicación de libros (Emprender Ligero, que por cierto próximamente estará disponible como audiolibro y Futurizable de Javier Martín, y un librillo sobre comercio electrónico que saqué yo mismo).

También hemos utilizado el crowdfunding para financiar los eventos Smart Money (junto con el libro Smart Money de Javier). Puedo asegurar que fue todo pura financiación y que no se convirtió en negocio.

Ahora me he lanzado a probar el modelo de mecenazgo puro. Trato de conseguir el dinero para financiar los costes directos no personales de la producción de un documental sonoro, formato podcast (ahora me dedico en gran parte a la producción de podcast).

Un documental que a mí me parece muy interesante porque une una parte de la historia de mi abuelo en su trabajo por conservar la calzada romana a su paso por la localidad de Cercedilla en Madrid, junto con la historia del Imperio Romano y sus vías de comunicación, y con el misterio de averiguar cuál fue la verdadera ruta utilizada entre los siglos I y IV d.C por los romanos para atravesar la Sierra de Guadarrama en un viaje que unía Zaragoza con Mérida pasando por Alcalá de Henares y atravesando las montañas hasta Segovia.

Si quieres ver cómo está montada la campaña de mecenazgo, aunque no te apetezca aportar nada, te invito a visitar la página en Ko-Fi. En este caso no hay suscripción recurrente, sino aportaciones puntuales, puesto que el trabajo a realizar no es recurrente. He incluido el modelo de tienda online también.

Espero que este contenido sobre el mecenazgo te haya parecido interesante. Si además apoyas mi documental, te estaré eternamente agradecido.

Espero tus comentarios. Ya sabes dónde localizarme.

Buena semana,

Ignacio de Miguel

Socio Fundador de Loogic.com

Fundador y Diseñador Sonoro en Agenciapodcast.com

ignacio @ loogic . com